Para averiguar tus fortalezas y debilidades, responde con un sí en aquellas afirmaciones con las que te identificas actualmente. Realiza el ejercicio pensando sinceramente en cómo te sientes ante estas situaciones planteadas, no en cómo te gustaría afrontarlas.

Cuando lo realices, concierta una cita y comentamos los resultados: reserva tu cita.

1.Me afecta bastante cometer errores.
2.Prefiero que no me hablen durante un rato cuando las cosas no me han salido como esperaba.
3.Me molestan los comentarios de mis compañeros cuando no hago las cosas bien.
4.Cuando los demás logran algo y yo no, pienso que soy “un incompetente”.
5.Me enfado conmigo mismo si no logro lo que me propongo.
6.Tardo en adaptarme a situaciones desconocidas.
7.Cuando me enfrento a algo nuevo, necesito tener la máxima información.
8.Si no tengo buenas sensaciones de inicio, me siento inseguro todo el día.
9.Ante lo desconocido tiendo a dudar de mi capacidad.
10.Cuando me encuentro en un momento crítico de un proyecto, de esos que te comprometen, siempre me pregunto: “¿qué narices hago aquí?”.
11.Me cuesta sentirme relajado y concentrado durante mis actividades.
12.Durante mis actividades estoy pensando sobre cómo actúo yo o mis compañeros.
13.Si hay mucha gente alrededor no puedo concentrarme y no disfruto.
14.Hace mucho que no siento ese estado de plena conexión con lo que hago (“flow”).
15.Durante mi actividad suelo estar pensando en otras cosas, en mi vida personal.
16.En los momentos difíciles muchas veces siento que me falta determinación.
17.Pienso que sigo haciendo lo que hago porque es lo único que sé hacer, como por inercia.
18.Últimamente mi nivel de motivación está bajo.
19.En cuanto me siento un poco cansado dejo lo que esté haciendo.
20.Suelo elegir retos que están por debajo de mi nivel físico, técnico o intelectual.
21.Soy muy crítico/a conmigo mismo/a, me evalúo constantemente.
22.Hay pocas veces que vuelva a casa pensando que lo he hecho genial.
23.Mi nivel de confianza varía mucho, unas veces salgo comiéndome el mundo y otras todo lo contrario.
24.Cuando realizo una buena actuación pienso que ha sido un golpe de suerte.
25.Muchas veces pienso: “¡qué torpe eres!”, “¡tú no vales para esto!”.